Blog

Amiloidosis primaria

09.03.2011

El organismo produce cantidades anormales de proteínas por lo que se producen múltiples depósitos de amiloides en varios órganos incluido el riñón. Estos depósitos de proteínas en el riñón impiden que pueda trabajar normalmente filtrando la sangre que pasa por ellos para eliminar los residuos del organismo como por ejemplo la urea.

La falta de eliminación de estos residuos altera el funcionamiento normal de otros órganos como son el corazón, tubo digestivo, pulmón y cerebro.

Una de las formas que existen para diagnosticar la amiloidosis es la presencia de proteínas en la orina lo que significa que el riñón no funciona correctamente ya que las proteínas no pueden pasar por los orificios de los filtros renales por tener un tamaño mayor. La confirmación de la amiloidosis se realiza tomando una pequeña biopsia del riñón en la que se observa con el microscopio que existen depósitos anormales de proteínas. 

No existe tratamiento específico y efectivo contra la amiloidosis. Algunos medicamentos como los empleados para el tratamiento del cáncer (Melfalan) y los corticoides pueden mejorar la función del riñón.

volver
Comparte