Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

La tendencia actual en materia de salud consiste en desarrollar estrategias que no se limiten a tratar los síntomas de una u otra enfermedad o disfunción, sino a prevenir la aparición de esos trastornos.

Una buena forma de prevención es llevar una alimentacion equilibrada y saludable, ya que actualmente no existe evidencia del beneficio de emplear de modo preventivo tanto antiinflamatorios como medicaciones hormonales habitualmente usadas en el tratamiento de la patología prostática.

Varios estudios han sugerido que las dietas con alto contenido en grasas podrían aumentar el riesgo de cáncer de próstata. Por el contrario, resulta beneficioso el consumo, entre otros, de vegetales crucíferos (como la col, el brócoli o los nabos, ricos en glucosinolatos y sulfuranos que luchan contra los cánceres); de tomate (alimento rico en licopenes, único antioxidante que ha mostrado una relación con la prevención del cáncer de próstata).

También sería aconsejable el zumo de naranja mañanero, mejor con pulpa porque algunos estudios dicen que son beneficiosos por su pectina. Asimismo, existen otros antioxidantes que se asocian con la disminución de la incidencia del cáncer de próstata: los alimentos con selenio (en los ajos, aguacate, zanahoria, cebolla, manzana, huevo), así como el té verde y las vitaminas E y D. Recientemente, además, un estudio experimental certificaba un posible beneficio relacionado con los polifenoles del vino tinto.

Por tanto, evitar la obesidad, disminuir el consumo de alcohol y suprimir el hábito de fumar representan una actitud muy aconsejable para mantener en buenas condiciones la salud de nuestro organismo.

Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información