Blog

Cuida tu pene: traumatismos y lesiones más frecuentes

30.08.2017

Las lesiones del  pene son variadas y de diferente procedencia. Entre las más comunes están los traumatismos producidos durante las relaciones sexuales y las lesiones que acaban generando infecciones víricas.

 Ante cualquier tipo de lesión es importante que acudamos a un profesional para que sea un experto el que evalúe la gravedad de la situación y que indique qué métodos son los más adecuados para solucionar el problema.

En este post, os vamos a hablar de las lesiones más frecuentes de pene. 

Herpes, balanitis por hongos y papiloma. Son infecciones de transmisión sexual de tipo vírico que acaban causando lesiones en el pene como la aparición de condilomas o verrugas u otro tipo de lesiones cutáneas. Es importante tratarlas cuando antes para evitar mayores complicaciones y contagios a nuestra pareja.

Lesiones irritativas. El uso de jabones o preservativos puede causar en la piel del pene sequedad, descamación o agrietamiento. Hay que observar si las reacciones aparecen tras la utilización de un determinado productos ya que hay hombres alérgicos al látex o al jabón. 

Cortes.  Suelen aparecer por un accidente. Uno de los más comunes es pellizcar la piel con la cremallera del pantalón. Es recomendable mantener la piel limpia, desinfectada y esperar unos días a su cicatrización en caso de molestias.

Desgarro del frenillo. Es una lesión que suele producirse durante el coito. Generalmente aparece en hombres  cuyo pene tiene un frenillo corto y tirante. Durante las relaciones sexuales este tipo de frenillo se puede desgarrar de forma total o parcial y producir dolor y hemorragia. Este tipo de lesión requiere tratamiento quirúrgico para suturar el desagarre y alargar el frenillo.

Fractura del pene. Aunque no es frecuente, una flexión excesiva del pene cuando éste se encuentra en erección, puede acabar ocasionando una fractura. A pesar de conocerse como “fractura”, lo que se produce es un desgarro de la túnica albugínea. Suele estar ocasionada por relaciones sexuales vigorosas. Sus síntomas son un crujido audible al que sigue una pérdida de erección, dolor y hematoma en la zona. El pene también suele curvarse hacia el lado opuesto de la lesión. La fractura de pene puede acabar dañando a la uretra y requiere tratamiento quirúrgico. 

Éstas son sólo algunas de las lesiones más frecuentes que puede presentar el pene. Desde el Centro de Salud para el Hombre del Hospital Vithas Medimar Internacional te recomendamos que trates tus partes íntimas de forma delicada y que mantengas una higiene óptima y unos hábitos sexuales seguros para evitar la aparición de cualquier tipo de lesión. 

Por otra parte, insistimos que ante cualquier anomalía en el pene, acudas cuanto antes a un profesional y evites automedicarte o autodiagnosticarte con lo que puedas leer en Internet o escuches por parte de tus amigos. Sólo un especialista médico podrá diagnosticar con precisión y prescribir un tratamiento adecuado.

 

Si tienes alguna consulta o hay algo que desde hace tiempo te preocupa, no esperes más y llámanos. Estaremos encantados de atenderte y estudiar tu caso de manera personalizada para que disfrutes de tu vida al 100%.

volver
Comparte