Blog

Láser KTP: una técnica novedosa y eficaz

13.04.2015
Láser KTP

Hoy nos gustaría hablaros de un novedoso procedimiento quirúrgico para el tratamiento de lo que conocemos HBP, o desarrollo de un tumor benigno de la próstata. Este tumor que crece hacia la uretra origina molestias en la micción y que se puede solucionar gracias a la fotovaporización o laser KTP.

HBP, ¿Qué es y cómo se puede prevenir?

Como ya hemos mencionado antes, la hiperplasia se trata de una glándula que comprime  la uretra haciendo que el paciente tenga series dificultades a la hora de miccionar y produciendo sensación de no vaciar por completo la vejiga, incontinencia o ganas continuas de orinar. Esta afecta sobre todo a hombres mayores de 60 años, momento en el que existe un mayor riesgo de que aparezcan problemas en la próstata.

Al igual que todas las enfermedades relacionadas con la salud del hombre, la hiperplasia se da sobre todo en edades avanzadas y puede estar influida por los hábitos y estilo de vida de aquellos que la sufren. Unos hábitos de vida saludable son convenientes para tener una buena salud y evitar problemas graves.

¿Qué tratamiento es el adecuado?

Existen varios tratamientos efectivos, pero a pesar de ello la mayor parte de los pacientes necesitan pasar por quirófano o someterse a algún tratamiento más importante para acabar con este problema y acabar con esas molestias que no les permiten llevar una vida normal.

La fotovaporización o laser KTP es un proceso eficaz y es el tratamiento más apropiado para cortar esta enfermedad del hombre de raíz. Muy seguro,  cómodo para el paciente, por eso en Salud Hombre tenemos claro que es lo mejor para nuestros pacientes y  queremos mostraros la importancia que tiene y en que consiste.

¿Qué es el láser KTP?

Es una técnica cuyos resultados de efectividad comenzaron a salir a luz a partir del año 1998 en Estados Unidos. La fibra de este laser KTP tiene una gran afinidad por el pigmento de la hemoglobina evitando sangrados, y penetrando en los tejidos solamente 2 mm, lo que también permite eludir otros problemas.

Esto es lo más destacable de este procedimiento es que se trata de un proceso mínimamente invasivo. A través de la uretra, se introduce una pequeña fibra que vaporiza selectivamente el tejido prostático de manera efectiva.

¿Cuáles son las ventajas del láser KTP?

Las principales ventajas de este tratamiento tan innovador son:

  • No existe el sangrado
  • No es necesario pasar un largo periodo de tiempo con la sonda
  • Apenas hace falta estancia médica
  • No afecta posteriormente al aparato urinario o impotencia sexual
  • La desaparición de las molestias y el alivio aparecen rápidamente
  • Tras la intervención, se puede llevar una vida normal

Esto es algo que nuestros pacientes agradecen, ya que una rápida recuperación les permite volver cuanto antes a su vida normal y a volver a sentirse bien, minimizando este problema y manteniendo su estado de salud bajo control.

Menos riesgo, y resultados óptimos

El láser KTP Se trata de un procedimiento que es apenas invasivo y que ofrece los mismos resultados que otras técnicas. No existe pérdida de sangre, por lo que para algunos pacientes esto es una ventaja, por todos los inconvenientes que se pueden encontrar exponiéndose a técnicas tradicionales.

El alta se da a pocas horas de la intervención, pudiendo marcharse a casa sin necesidad de estar ingresado los días posteriores. A pesar de ello, se recomienda no hacer grandes esfuerzos físicos para que la recuperación sea la adecuada y dure lo menos posible.

 

En Salud Hombre contamos con las más avanzadas técnicas y equipos de diagnóstico, además de contar con el Dr. Lloret, un gran profesional al mando de un equipo muy especializado en enfermedades del hombre. Si tienes alguna duda, pincha aquí. Siempre estamos a tu disposición para ayudarte. 

volver
Comparte