Blog

Tu ropa interior puede afectar a tu fertilidad

13.06.2016

 La ropa interior de los hombres tiene la función de proteger la zona genital y sujetar los testículos. Por eso, a la hora de usar un calzoncillo debemos dejar a un lado la parte estética, poner en valor su funcionalidad y conocer los efectos secundarios que puede tener el uso de prendas poco adecuadas para la salud.

La hipertermia testicular: un riesgo para la fertilidad masculina

La ropa interior y los pantalones excesivamente ajustados, la utilización de prendas sintéticas no transpirables, el uso habitual del ordenador portátil apoyado sobre las piernas o tener una vida sedentaria pueden ser los principales causantes de un aumento de la temperatura en la zona de los testículos. Una situación que puede acabar desencadenando problemas de infertilidad en los hombres.

Los testículos están localizados fuera del cuerpo del hombre porque necesitan una temperatura no superior a los 35 grados para poder producir el esperma correctamente. Someter a esta zona a una temperatura superior puede afectar el ADN de los espermatozoides, su calidad y cantidad y a la capacidad de éstos para fecundar un óvulo.

¿ Cómo debe ser la ropa interior del hombre?

Talla

La ropa interior ideal para un hombre tiene que ser una prenda holgada y que no apriete la zona de los genitales. Llevar un calzoncillo de una talla incorrecta, que oprima y que sea demasiado ajustado provocará un aumento de la temperatura en los testículos lo que puede acabar con problemas de infertilidad.

 Tejido

El tejido de la ropa interior del hombre debe ser de calidad y preferiblemente de fibras naturales como el algodón. De esta manera se evitará que aparezcan irritaciones, rozaduras o eccemas. La ropa de algodón permite que el aire circule y absorbe la humedad que produce el cuerpo

¿ Qué tipo de calzoncillo es el más recomendado?

El tipo de calzoncillo más adecuado para cada hombre dependerá de los hábitos de vida de cada uno. En el mercado encontramos básicamente dos tipos de ropa interior para los hombres:

El bóxer es una especie de pantalón corto, que puede ser ajustado o no. Es recomendable porque suele ser el menos ajustado y esto permite que la temperatura en la zona no suba.

El slip es un calzoncillo más ajustado. Aprieta más que el bóxer y proporciona una mayor presión en la zona testicular por lo que puede resultar menos adecuado. No obstante, si la talla es la correcta y si se utilizan de algodón no tienen por qué suponer ningún problema para la fertilidad para el hombre.

En resumen, desde el Centro de Salud para el Hombre del Hospital Internacional Medimar te recomendamos que utilices calzoncillos de tu talla, que no opriman y que sean de algodón para que tu fertilidad no se vea comprometida. Si tienes algún problema relacionado con el uso de tu ropa interior no dudes en consultarnos. Estamos para ayudarte.

 

 

 

volver
Comparte