Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

Prótesis de Pene

¿QUÉ ES UNA PRÓTESIS DEL PENE?

La prótesis de pene es una solución definitiva para disfunción eréctil. Se trata de un dispositivo mecánico compuesto por unos cilindros biológicamente compatibles con el cuerpo y especialmente con el pene. Estos cilindros reemplazan mediante cirugía el interior de los cuerpos cavernosos del pene, a través de los cuales se realiza la erección de forma natural mediante la concentración de la sangre en su interior. Esta prótesis permite tener el pene en flacidez o en erección según la voluntad del paciente. Los cilindros están conectados a una pequeña bomba que se sitúa entre los testículos. Mediante una manipulación sencilla basada en la palpación de la bomba se activa y se desactiva la erección.

¿CUÁNDO SE DEBE IMPLANTAR?

Cuando el paciente sufre de disfunción eréctil o impotencia y ya ha realizado sin éxito otro tipo de tratamientos tales como la terapia farmacológica, las ondas de choque a baja intensidad, inyectables o casos que necesiten piscoterapia. Es decir, que el pacientes padecen de impotencia o disfunción eréctil severa.Debemos considerar la implantación de la prótesis de pene como última opción dentro del protocolo de actuación.

¿EN QUÉ CONSISTE EL PROCESO?

Intervención quirúrgica:

  • Anestesia general, raquídea o local
  • El máximo son 24 horas de hospitalización.
  • Posoperatorio:
    – Recuperación en 1 semana.
    – Se retoma la vida sexual en 1 mes.

¿QUÉ RESULTADOS SE OBTIENEN?

Los implantes de pene son un medio mecánico de crear una erección, pero se ha de tener en cuenta que no estimula la libido. Es decir, el deseo sexual del paciente no se ve aumentado a través de la prótesis de pene. Sí es cierto que en muchos casos la confianza en los pacientes con implante aumenta, y como resultado psicológico el deseo sexual también se puede ver afectado positivamente.
Aspectos positivos para la implantación de una prótesis de pene:

  • La sensibilidad no se afectada.
  • El orgasmo no se ve afectado, incluso en muchos casos es más placentero debido a la nueva actividad sexual.
  • La eyaculación es la misma o en muchas ocasiones mayor, al recuperar el deseo sexual y ser más placentero el acto sexual en sí.
  • La forma de orinar no se ve afectada en absoluto.
  • Además tiene un alto índice de tolerancia y es una de las soluciones de la disfunción eréctil con un mayor grado de satisfacción por parte del paciente.

Volver

Unidades relacionadas

Unidades relacionadas

Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información