Blog

Cuando el calor aprieta cuida tus riñones: evita el cólico nefrítico

25.05.2017

Seguro que ya lo has notado. El calor está aquí y ha venido para quedarse por un tiempo. Con el aumento de las temperaturas tenemos que tener en cuenta que nuestra salud se puede ver comprometida en algún sentido.  El calor hace que la sudoración aumente y que la pérdida de líquidos pueda derivarnos a un estado de deshidratación, uno de los principales causantes de los episodios de cólico nefrítico.

¿Por qué el calor está directamente relacionado con el aumento de casos de cólico nefrítico?

La sudoración y la  pérdida de líquidos asociada a las altas temperaturas hace que la  orina tenga una mayor concentración, provocando así que la probabilidad de formación de cristales  o piedras sea mayor.

¿Cómo se forman las piedras en el riñón?                                                 

Los riñones son los órganos encargados de depurar el organismo. Actúan filtrando la sangre y reservando lo que el cuerpo puede aprovechar y eliminando las sustancias de desecho a través de la orina.  Cuando la orina presenta una saturación alta de sales, la agregación de componentes minerales con materia orgánica pueden acabar formando piedras.

Más del 70% de los cálculos son eliminados sin complicaciones a través de la orina. El problema surge cuando el tamaño es lo suficientemente grande para bloquear las vías urinarias y taponar la salida de la orina.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes del cólico nefrítico?

Los síntomas más frecuentes de que podrías estar sufriendo un episodio de cólico nefrítico son:

-Dolor intenso en la zona lumbar o en un lado de la espalda, que puede irradiarse a la zona inguinal o genital.

-Náuseas y vómitos.

-Color anormal de la orina.

-Micción frecuente y dolor al orinar.

-Hematuria  (sangre en la orina).

-Fiebre.

¿Cuáles son los factores de riesgo de un cólico nefrítico?

-Calor, sudoración y deshidratación.

-Sedentarismo y obesidad.

-Ser hombre.

-Dieta elevada en sodio, calcio, proteínas y baja en fibra.

-Antecedentes familiares.

-Toma  de diuréticos, vitaminas y antiácidos.

¿Cómo podemos prevenir un cólico nefrítico?

-Beber entre 2 y 3 litros de líquido al día.

-Seguir una dieta baja en calcio.

-Moderar la ingesta de alimentos ricos en oxalato como: cacao, café, cola, espinacas, fresas, te, remolacha, frutos secos y trigo.

-Realizar actividad física.

¿Qué hacer ante un cólico nefrítico?

Ante un episodio de cólico nefrítico debemos acudir inmediatamente a urgencias donde lo más probable, es que nos realicen una radiografía y nos administren un calmante para poder soportar el dolor. Posteriormente y tras enviarnos a casa, se nos remitirá al urólogo para que siga haciendo las pruebas que determinen qué tratamiento es el  más adecuado. Esto suele llevar un tiempo en el que podemos seguir sufriendo más episodios de cólico nefrítico.

Por este motivo, desde el Centro de Salud para el Hombre del Hospital Vithas Medimar Internacional , te recomendamos que ante un episodio de cólico nefrítico acudas a un centro hospitalario con un servicio de urgencias urológicas 24 horas y con los medios técnicos y humanos necesarios para resolver  tu problema.

En el Hospital Vithas Medimar Internacional, somos el único hospital privado en la provincia de Alicante con una unidad de litotricia, que nos permite la fragmentación de los cálculos de riñón mediante ondas de choque. Si tienes alguna duda llámanos y no prolongues por más tiempo del necesario el dolor de un cólico nefrítico.

 

 

 

volver
Comparte