Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

La cirugía bipolar en el tratamiento de tumores de vejiga

La cirugía bipolar para el tratamiento de tumores de vejiga es el método más adecuado para conseguir los mejores resultados.

Vamos a empezar exponiendo un breve resumen sobre la frecuencia, síntomas, medios de diagnóstico y clasificación de los tumores de vejiga.

El Cáncer de Vejiga ocupa el segundo lugar dentro de los tumores del aparato urinario, detrás del Cáncer de Próstata.
Representa del 3-4 % de todos los cánceres que se pueden producir en nuestro organismo.

El 70 % de los tumores vesicales ocurre en los varones y un 30 % en mujeres. La edad media de aparición está entre los 60-70 años.
Aunque en el momento de su diagnostico aproximadamente el 85 % se localiza en la vejiga un 15% aparecen ya en estadios más avanzados

¿Qué síntomas produce un Cáncer Vesical?

  • Hematuria: Es la presencia de sangre en la orina. En el caso del cáncer vesical suele ser macroscópica ( aunque en ocasiones se detecta al observar sangre en un análisis rutinario) total, con coágulos y sin síntomas asociados. Es decir el paciente no tiene ningún dolor cuando orina sangre
  • Síndrome Miccional: Polaquiuria, urgencia, escozor al orinar (25%).
  • Otros: Otros síntomas son los derivados de la progresión del tumor, como dolor abdominal y/o lumbar, astenia, anorexia o perdida de peso.

¿Cómo diagnosticamos un Tumor de Vejiga?

  • El diagnóstico lo iniciaremos con una exhaustiva historia clínica, exploración física completa, analítica de sangre y orina (detección de sangre oculta en el sedimento de la orina).
  • Citología de Orina: Consiste en la búsqueda de células tumorales en la orina del paciente. En nuestra Unidad, pedimos tres muestras de orina, la segunda micción de la mañana de tres días consecutivos a fin de optimizar el diagnostico. No todos los tumores vesicales tienen una citología sospechosa o positiva. La citología tiene un valor diagnostico, pronostico y de seguimiento.
  • Ecografía: Es imprescindible su realización en el estudio inicial de una hematuria. Permite valorar eficazmente la cavidad vesical y el resto del abdomen en busca de complicaciones derivadas del tumor y enfermedad metastásica. Detecta con precisión el 95% de los tumores vesicales mayores de 1.5 cm, y un 40% de los más pequeños. En nuestra Unidad de Urología disponemos de ésta ventaja, a fin de realizar un diagnostico lo más precoz posible.
  • Cistoscopia: esta exploración nos permite visualizar directamente el tumor vesical ,confirmar el diagnóstico previo realizado por citología o ecografía y programar la intervención más adecuada
  • Otras técnicas como pueden ser el TAC, RESONANCIA, PET….las utilizaremos para completar el estudio y poder ver si hay metástasis o diseminación local del tumor.

¿Por qué se produce el tumor de vejiga?

Se han descrito múltiples factores relacionados con la aparición del Cáncer de Vejiga, entre los cuales figuran la exposición a determinados productos industriales, fármacos, café, tabaco, irritación crónica de la vejiga y determinadas infecciones.

De éstos el consumo de tabaco ha sido el más estudiado, y podemos afirmar que los fumadores de cigarrillos tienen el doble de riesgo de desarrollar un cáncer vesical que los no fumadores; además, éste riesgo aumenta aún más proporcionalmente a la cantidad que se fuma.

¿Cómo podemos clasificar los tumores de vejiga?

Los tumores de vejiga se clasifican de acuerdo al estadío patológico y grado de diferenciación celular.
De una forma sencilla, podemos decir, que los tumores de vejiga pueden ser superficiales o infiltrantes; los primeros se encuentran confinados a la mucosa y/o submucosa de la vejiga, y los infiltrantes se extienden al músculo de la vejiga. Esta diferenciación es muy útil a la hora de seleccionar el tratamiento adecuado, y su pronóstico igualmente varia dependiendo del grado de penetración.

El grado de diferenciación celular (G1, G2 y G3) se correlaciona con el pronóstico y con la posibilidad de recaída y/o progresión tumoral. Igualmente, el grado histológico nos obliga a realizar un tratamiento u otro.

¿Qué es la cirugía bipolar?

La cirugía bipolar supone un nuevo avance en el tratamiento mínimamente invasivo de los tumores de vejiga.
El procedimiento se realiza por vía transuretral, mínimamente invasiva y hace posible cortar o evaporizar de forma selectiva capas de tejido, sin someter el tejido circundante y los nervios a ninguna carga térmica innecesaria. A 0,20 mm, la profundidad de penetración térmica de la vaporización de plasma es menor que en el caso de la TUR-P monopolar estándar. La coagulación simultánea de la superficie de tejido significa que el electrodo de vapor deja las superficies suaves y permite la ablación de tejido prácticamente sin hemorragias. Debido a las buenas propiedades de coagulación, el procedimiento es particularmente adecuado para el tratamiento en hombres con un alto riesgo de hemorragia (p. ej. debido a terapia anticoagulante), y además aumenta los niveles de seguridad y de comodidad de todos los pacientes.

¿Qué ventajas supone para el paciente el ser intervenido con este tipo de técnica ?

  • Es un procedimiento que se realiza sin incisiones, sin cirugía abierta
  • Durante la intervención el paciente no siente ningún dolor al realizarse con anestesia regional
  • El postoperatorio es mucho más corto y menos incomodo que la cirugía convencional
  • La perdida de sangre es mínima, al contrario de la cirugía abierta
  • Las complicaciones que puede presentar la cirugía como son la incontinencia urinaria y la impotencia solo ocurren en casos excepcionales.
  • Evita las complicaciones derivadas de la absorción de líquido de irrigación

Volver

Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información