Blog

¿Ciclismo y próstata?

03.01.2017

Con la llegada de 2017 seguro que te has planteado más de un propósito de año nuevo. Si entre ellos, está volver a coger la bicicleta que dejaste ya hace un tiempo en el trastero, ¡enhorabuena! Vas a hacer mucho por tu salud.

Como ya te hemos indicado en anteriores posts, un estilo de vida saludable y la práctica de ejercicio pueden prevenir la aparición de enfermedades tan serias como el cáncer de próstata. No obstante, entre los aficionados a la bicicleta ,es común recibir en las consultas de urología cuestiones sobre si realmente este deporte afecta a la próstata.

¿Cómo se compromete la  salud de la próstata en la práctica del ciclismo?

La postura sobre la bicicleta nos obliga a estar sentados sobre un sillín, que en muchas ocasiones, no es nada cómodo. El peso de nuestro cuerpo ejerce presión sobre el sillín y comprime la zona perineal, que es la zona que se encuentra en la parte baja de la pelvis y está situada entre los testículos y el ano.  Precisamente, esta zona está repleta de nervios que se encargan de dar sensibilidad al periné y área genital. También pasan las venas a través de las cuales circula la sangre para que los órganos funcionen correctamente. Además, en su parte central, está situada la próstata. Por todo ello, es importante que la presión que ejerzamos sobre la zona sea la menor posible.

¿Qué tipo de problemas puede sufrir mi próstata si practico ciclismo?

Problemas de tipo compresión: debido a la presión del peso de nuestro cuerpo con el sillín y a la compresión que se ejerce sobre los nervios de la zona podemos experimentar sensación de hormigueo y adormecimiento que puede iniciarse en la zona del ano y extenderse hacia el escroto y pene.

Disfunción eréctil: la compresión de las venas y arterias de la zona del periné pueden acabar alterando estas estructuras y derivar en problemas de erección.

Problemas de próstata: si se tiene algún problema de próstata es mejor optar por otro tipo de deporte diferente al ciclismo para no comprometer más la zona.

¿Cómo puedo evitar los problemas de la próstata en la práctica del ciclismo?

Lo principal para evitar la aparición de los problemas de próstata cuando hacemos bicicleta es aliviar la presión que ejercemos sobre la zona perineal. Para ello te damos esta serie de recomendaciones:

-Elige un sillín ergonómico que te permita apoyar correctamente los isquiones.

-Los sillines con aperturas centrales eliminan parte de la presión.

-Evita colocar el sillín demasiado alto.

-Intenta reducir la inclinación del cuerpo hacia delante ya que esto desemboca en una mayor presión en el perineo.

-La punta del sillín no debe estar más elevada que la parte trasera.

-Siéntate en una postura adecuada.

-No estés sentado sobre la bicicleta más de 2 horas seguidas.

Algunos estudios como los publicados por el European Urology aseguran que el ciclismo puede derivar en pérdida de sensibilidad en la zona del perineo, disfunción eréctil, hematuria o aumento de los niveles de PSA. Otros apuntan que en hombres con edades comprendidas entre los 50 y los 70 años, se han detectado niveles ligeramente aumentados de PSA ( un 10%) tras la práctica del ciclismo. Hay que señalar que estas contraindicaciones aparecen cuando la práctica  del ciclismo es excesiva o se realiza de manera profesional.

 

 En cualquier caso ,los beneficios de practicar ciclismo son infinitamente superiores a los de llevar una vida sedentaria. Desde el Centro de Salud para el Hombre del Hostipal Vithas Medimar Internacional recomendamos que antes de iniciarte en cualquier deporte visites a tu médico y te realices un chequeo. Llámanos y empieza a disfrutar de una vida al 100%.

volver
Comparte