Blog

¿Está reñida la erección con la edad?

22.09.2016

Hacernos mayores implica experimentar cambios en nuestro organismo, nuestros hábitos y nuestras relaciones.  Nuestro cuerpo ya no responde igual que cuando éramos jóvenes. El ámbito sexual no es una excepción. Con el paso de los años, las relaciones sexuales cambian en varios aspectos. La líbido se reduce, la excitación nos lleva más tiempo y en el caso de los hombres, las erecciones pueden hacerse más dificultosas, menos rígidas o incluso inexistentes. Algo que nos puede llevar a sufrir un episodio de disfunción eréctil. Una situación que genera mucha ansiedad, desconfianza y preocupación en los hombres. 

¿Qué consecuencias tiene el envejecimiento en la erección?

Con la edad la salud del hombre se ve afectada por una disminución de la testosterona. Aunque estas variaciones hormonales no afectan a todos los hombres por igual, es conveniente hacerse un simple análisis de sangre para comprobar cómo están nuestros niveles.

Pasados los 30 años, en nuestro organismo se inicia un proceso de pérdida muscular. Hay que pensar que el pene, es un músculo más de nuestro cuerpo y que con el paso de los años ya no tiene la fuerza que tenía durante la juventud. Afortunadamente, aunque la musculatura se debilite, existen ejercicios con los que se puede tonificar y ayudar al flujo sanguíneo de la zona genital.

Los vasos sanguíneos también se  vuelven más pequeños y menos elásticos.

El periodo refractario (el tiempo que transcurre entre una erección y la siguiente) aumenta.

El hombre necesidad una mayor estimulación erótica para conseguir la erección, que en ocasiones puede ser menos rígida.

La fuerza de eyaculación y la cantidad de semen disminuyen.

¿Qué debo de hacer si experimento disfunción eréctil?

Lo primero es acudir al especialista. En la actualidad, existen avanzados métodos de diagnóstico que permiten conocer el origen del problema.

Hay que acudir sin esperar demasiado tiempo y liberándose de tabúes y vergüenzas. La sexualidad forma parte de una vida saludable.

En muchas ocasiones, la disfunción eréctil está relacionada con otro tipo de enfermedades típicas de la  edad como hipertensión, diabetes, colesterol alto o problemas del corazón. De ahí la importancia de consultar con el médico.

No tomar pastillas sin prescripción médica, ya que pueden ser incompatibles con cualquier tipo de medicación que estemos tomando.

¿Cómo debo afrontar el sexo en una edad avanzada?

Mantener una  actividad sexual es recomendable para mejorar la condición física y anímica de cualquier persona. En la edad madura, tenemos que ser capaces de adaptarnos a las nuevas situaciones. Igual que cambiamos hábitos de vida para adaptarnos a las nuevas condiciones físicas, debemos afrontar el sexo desde otra perspectiva. Esta nueva etapa es una oportunidad para explorar otras maneras de disfrutar de las relaciones sexuales con nuestra pareja.

 

Si después de este post tienes dudas o crees que te queda algo por hacer para mejorar tu vida sexual y de pareja consúltanos.  En el Centro de Salud para el Hombre del Hospital Internacional Medimar estamos para ayudarte. 

volver
Comparte