Blog

¿Le han diagnosticado proteinuria?

06.03.2011

El término médico proteinuria significa presencia de proteínas en la orina y como la proteína más común en la orina es la albúmina, también se puede llamar albuminuria. La proteinuria (albuminuria) es la primera manifestación de las enfermedades de los riñones, por lo que se debe determinar su presencia solicitando una analítica de orina. 

La proteinuria se produce por daño de los filtros que tienen los riñones y que se llaman glomérulos y existen aproximadamente un millón en cada riñón. Normalmente, al ser las proteínas unas moléculas grandes, no pueden atravesar el filtro, como sucede con los glóbulos rojos. Si por el contrario, los filtros están alterados, los orificios son más grandes, por lo que dejan pasar a las proteínas. Los glomérulos (filtros) pueden estar alterados por enfermedades propias de los riñones (glomerulonefritis) o por el daño que en los riñones producen enfermedades de otros órganos como por ejemplo la diabetes, el lupus eritematoso sistémico o la intoxicación con medicamentos. 

En la diabetes, el primer signo de que el riñón comienza a verse afectado es una pequeña cantidad de albúmina en la orina (microalbuminuria). En algunas enfermedades la proteína que se pierde por el riñón no es la albúmina sino que es otra, como en el caso del mieloma múltiple en que se pierde proteína de Bence Jones.

En algunos ocasiones, las personas normales pueden presentar eliminación transitoria de proteínas por la orina por ejemplo durante la fiebre o durante la realización de ejercicio intenso. En los jóvenes puede existir una entidad que se llama proteinuria ortostática en la cual mientras el individuo se encuentra de pie se pierden proteínas por la orina, mientras que la pérdida desaparece si el individuo se tiende. Esta entidad desaparece al llegar a la edad adulta. 

Si la pérdida de proteínas por la orina es muy elevada, descienden los niveles de proteínas en sangre y el paciente puede llegar a desarrollar edema (hinchazón) de los tobillos y elevación del colesterol en sangre lo que constituye un síndrome nefrótico.

Cuando se diagnostica una proteinuria, su médico puede solicitar la realización de una biopsia renal para intentar determinar cuál es la enfermedad que la produce. Para conocer cuál es el porcentaje de función de los riñones, su médico solicitará una prueba llamada aclaramiento de creatinina que se mide comparando la cantidad de creatinina que se elimina por la orina con la cantidad de creatinina que se encuentra en la sangre. El aclaramiento de creatinina normal oscila entre 80 y 130. Un paciente que tenga un aclaramiento de creatinina de 55 significa que sus riñones funcionan al 50% de su función normal. En general se comienza la diálisis cuando el aclaramiento de creatinina se encuentra entre 10 y 15. 

Su médico solicitará que se le realice una ecografía con la cuál obtendrá información sobre el tamaño de los riñones. Un riñón pequeño (menor de 12 cm.) puede ser normal pero generalmente indica que no se ha desarrollado correctamente (atrofia) o que se ha reducido de tamaño por la presencia por ejemplo de infecciones a repetición (pielonefritis). La ecografía puede diagnosticar además quistes o dilatación de los conductos (hidronefrosis).

El tratamiento de la proteinuria consiste en el tratamiento de la enfermedad que la ha producido. Además el médico remitirá el paciente a una dietista ya que es necesario restringir los alimentos ricos en proteínas. Además el médico prescribirá medicamentos que ayudan a limitar las pérdidas de proteínas como son los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, corticoides, antiinflamatorios no esteroideos e incluso citotóxicos.

volver
Comparte