Blog

Los riesgos del verano: piedras en el riñón

26.06.2016

Los cálculos renales junto con la cistitis son uno de los problemas urológicos más frecuentes del verano. El aumento de las temperaturas y el calor típico de esta estación, provocan diversos trastornos en nuestro cuerpo. Las temperaturas altas hacen que sudemos más y que sea más fácil que acabemos deshidratados. Algo que está directamente relacionado con el aumento de cólicos renales que se registran en la temporada estival.

¿Por qué el calor aumenta el riesgo de cólico renal?

En verano, sudamos y transpiramos más. Al perder el agua de nuestro cuerpo, nos deshidratamos. Esto provoca que la saturación de sales en la orina aumente e incremente el riesgo de aparición de piedras en el riñón o litiasis urinaria.

¿Por qué se producen las piedras en el riñón?

El cólico renal se produce por la aparición de cálculos o piedras que se encuentran alojados en el conducto que transporta la orina desde el riñón hasta la vejiga. Los cálculos los producen las sustancias procedentes de la sangre que, tras filtrarse por el riñón, acaban en la orina en forma de piedras.  

¿Cuáles son las causas de la aparición de piedras en el riñón?La exposición a las altas temperaturas es una de las principales causas de aparición de piedras en el riñón. Las personas que trabajan en lugares calurosos como lavanderías o cocinas tienen más riesgo de deshidratarse y de tener una orina con mayor concentración. Una situación que favorece la cristalización de los minerales presentes en la orina.

Por otra parte, la toma de algunos medicamentos como: diuréticos, vitaminas y antiácidos, así como una dieta con exceso de grasas y sal también pueden ser desencadenantes de un episodio de litiasis urinaria.

¿Cuáles son los síntomas?

Las piedras en el riñón suelen manifestarse con un dolor súbito e intenso en un costado que puede extenderse hasta la zona de la ingle. Suele ir acompañado de sudoraciones, náuseas y sangre en la orina.

¿Cómo se pueden evitar?

La mejor manera de evitar la aparición de piedras en el riñón es beber mucha agua, entre 2,5 y 3 litros al día, mantener una dieta equilibrada y saludable y realizar actividad física de forma regular para evitar el sedentarismo.

Si tienes alguna molestia de tipo urinaria y quieres aclarar alguna duda, en el Centro de Salud para el Hombre del Hospital Internacional, estamos para ayudarte. Llámanos y pide tu cita ya.

 

 

volver
Comparte