Blog

Recomendaciones

09.03.2011

Si usted es un hombre mayor de 50 años es el momento de que se ocupe de la salud de su próstata

NO todos los problemas de próstata dan síntomas pero todos tienen tratamiento. En la actualidad existen tratamientos efectivos para el crecimiento prostático benigno (adenoma de próstata), infecciones e incluso el cáncer si se descubre a tiempo. En realidad, ocho de cada 10 hombres desarrollaran durante su vida, crecimiento prostático benigno y uno de cada 10 presentará cáncer.

Existen muchos mitos acerca de la próstata, por ejemplo que solo afecta a los hombres mayores, o que la mayoría de los problemas son relacionados con el cáncer o que existen pocos tratamientos. 

Además existen muchas formas de mantener la salud de la próstata incluyendo dietas y suplementos. 

Conozca su próstata 

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino localizada delante del recto (parte final del intestino) y justo debajo de la vejiga. Tiene la forma aproximada a una nuez y rodea a la uretra (tubo que lleva la orina desde la vejiga hasta la punta del pene. Su principal función es producir un líquido que sirva para transportar y alimentar a los espermatozoides.

Las tres enfermedades más comunes que presenta la próstata son: Hiperplasia benigna, prostatitis (infección) y cáncer.

Hiperplasia benigna de próstata: Es la enfermedad de próstata más frecuente en los hombres, ya que más del 50% de los varones mayores de 60 años y más del 80% de los varones mayores de 80 años la presentarán. La próstata agrandada comprime la uretra por lo que el paciente tiene dificultad para orinar ya que su chorro es muy débil. Los síntomas más comunes son: dificultad para comenzar a orinar, chorro débil, orinar muy seguido y levantarse varias veces a orinar por la noche.

Existen varios tratamientos, dependiendo de la severidad de los síntomas. Al inicio de la enfermedad se pueden recetar medicamentos pero si no se logra la mejoría se debería realizar una operación. Si la próstata no es muy grande, la operación se puede realizar por la uretra con un aparato especial (resección transuretral). Si la próstata es mayor de 80 gramos la operación se debe realizar a través de un corte en el vientre.

Prostatitis: Es una infección no contagiosa de la próstata. La bacteria que la produce puede entrar en la próstata desde la orina infectada. Tanto la prostatitis aguda como la crónica pueden ser tratadas con antibióticos, sin embargo, la prostatitis no-infecciosa no se trata con antibióticos, sino que el tratamiento se realiza con relajantes musculares, baños de asiento y masajes de la próstata.

Cáncer de próstata: Es un tumor maligno que comienza en la parte externa y posterior de la próstata (zona periférica) y a medida que el tumor se hace más grande, se extiende a las partes mas internas de la glándula. Las pruebas mas importantes para diagnosticar el cáncer son el tacto rectal y el PSA (análisis de sangre). Si el PSA es elevado indica una mayor probabilidad de presentar cáncer de próstata. Sin embargo, no todos los pacientes con PSA elevado tienen cáncer ya que puede subir también por el crecimiento benigno o por prostatitis.

La mejor forma de mantener sana la próstata es realizando controles médicos periódicos.

volver
Comparte