Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

La enuresis nocturna infantil es la micción involuntaria que ocurre por la noche en los niños. Se trata de un problema bastante frecuente en la fase de infancia y según datos, aproximadamente entre el 5 y el 10% de los niños menores de 10 años sufren este problema, los cuales pueden arrastrar la enuresis hasta la adolescencia. 

Causas de la enuresis nocturna

Tradicionalmente se pensaba que el principal causante de la enuresis era un problema de carácter psíquico, algo que con el tiempo se ha ido desestimando. Podemos determinar 3 causas que pueden provocar la enuresis nocturna en los niños:

Dificultad para despertar

Por lo general, se ha observado que los niños que padecen enuresis disfrutan de un sueño bastante profundo y les resulta complicado despertarse durante la noche para orinar. 

Poliuria nocturna

Esta característica de los riñones del niño hace que se genere demasiada orina provocando escapes no deseados durante la noche.

Vejiga hiperactiva

Esta patologia consiste en que la vejiga del niño sufre contracciones de forma frecuente e involuntaria.

Además de las posibles causas que puedan dar lugar a la enuresis, numerosos estudios han demostrado que la enuresis tiene un componente genético importante, por lo que niños cuyos padres sufrieron enuresis de pequeños tiene más posibilidades de padecerla.

La enuresis no supone ningún problema o trastorno físico. Por otro lado, es cierto que los niños pueden ver mermada su autoestima y capacidad para socializarse.

Tratamiento de la enuresis nocturna en niños

Existen algunas pautas básicas para erradicar la enuresis nocturna como por ejemplo el control miccional. Es importante llevar un control de las veces que el niño se orina, siendo lo ideal como mínimo la visita al baño 6 veces al día con cierta regularidad. Resulta desaconsejable llevar a cabo acciones como eliminar las bebidas por la noche o forzar la micción del niño durante la misma. Este tipo de hábito no suelen tener efecto positivo alguno. 

Por otro lado, es importante no culpabilizar al niño para que su seguridad no se vea afectada ya que en la mayoría de casos aguantar la ganas de orinar no es controlable. Lo ideal es que los padres expliquen al niño que orinarse en la cama no es su culpa y deben evitar los castigos, sobretodo si esto supone restringir cualquier tipo de actividad social. 

Existen 3 tipos de tratamientos para acabar con la enuresis nocturna en el niño:

Dispositivos de alarma

Posee un mecanismo que se activa cuando detecta la humedad de las primeras gotas de la micción emitiendo un sonido. En ese momento el niño se despierta para ir al baño, conectando otra vez su mecanismo antes de volver la cama. Este método resulta bastante efectivo, ya que el niño comienza a toma conciencia de su vejiga llena y adquiere poco a poco el hábito de levantarse al baño. 

Desmopresina

Este fármaco ayuda a disminuir la cantidad de orina que generan los riñones durante la noche reduciendo así los escapes. Como dato positivo de este tratamiento destaca su efecto inmediato.

Anticolinérgicos

Estos medicamentos aumentas la capacidad de la vejiga y disminuye sus contracciones. Este tipo de tratamiento es el que mejor funciona cuando la causa de la enuresis es la vejiga hiperactiva. 

Desde Saludhombre, recomendamos acudir a la consulta del urólogo cuando se detecte que el problema de enuresis en el niño se convierte en un acto recurrente para poder atajarlo lo antes posible. Si la micción nocturna se ha convertido en algo habitual, pide cita con el Dr. Lloret para poder desarrollar un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información