Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

La hiperplasia prostática altera la vida sexual

¿Pueden las alteraciones de la próstata afectar a las relaciones sexuales?

En nuestra consulta de urología todos los días recibimos pacientes que acuden preocupados porque notan cómo su vida sexual se va deteriorando a la vez que sus problemas miccionales se van acrecentando.

Este artículo está enfocado a intentar esclarecer la relación entre erección y desarrollo de la glándula prostática.

Vamos a enumerar algunos hechos objetivos y ampliamente evaluados por múltiples estudios médicos.

  • En primer lugar, sabemos que a medida que nos hacemos mayores, a partir de los 50 años, los varones vamos a desarrollar la glándula prostática en forma de un tumor benigno que llamamos adenoma.
  • En segundo lugar, sabemos que la disfunción eréctil está íntimamente relacionada con la edad.
    Los últimos datos nos demuestran cómo entre los sesenta y setenta años más de un 70% de los varones van a desarrollar cierto grado de disfunción eréctil.

La pregunta que nos surge es si hay alguna relación entre estos dos hechos, teniendo en cuenta que tenemos que descartar otros factores que también pueden ser causa de disfunción eréctil como son los problemas circulatorios, neurológicos, hormonales o secundarios a la toma de determinados fármacos muy frecuentes en la edad adulta.

El adenoma de la próstata va asociado al aumento de tamaño de la misma pudiendo condicionar ciertas alteraciones locales, vasculares y neurológicas.
Debemos saber qué parte de los nervios y vasos (arterias) que llegan al pene lo hacen pegados a la cápsula que rodea la próstata. Todos sabemos que después de una operación, sobre todo en cirugía abierta de la próstata, pueden acontecer problemas en la erección.

Lo que sí tenemos demostrado es que los problemas miccionales como son la dificultad para realizar la micción, el escozor, la frecuencia tanto diurna como nocturna están relacionados directamente con una clara disminución de la libido, dificultad en iniciar y mantener la erección, bajo nivel de satisfacción durante la eyaculación, eyaculación precoz y por tanto en un deterioro significativo de las relaciones sexuales.

Es importante resaltar que esta relación entre problemas miccionales condicionados por la hiperplasia prostática y la disfunción sexual es independiente de la edad, es decir no importa la edad del paciente.

Un paciente joven puede presentar los mismos problemas de disfunción eréctil que otro diez años mayor si padece los mismos problemas derivados de la hiperplasia prostática.

Este estudio se ha realizado sobre más de 14.000 varones tanto en EEUU como en Europa.

Es evidente que el tratamiento que debemos aplicar a los pacientes con HBP dependerá de la edad, del tamaño de la próstata y de los problemas que origine la hiperplasia.
Siempre iniciaremos un tratamiento conservador, sabiendo que la finalidad será mejorar los síntomas puesto que actualmente no disponemos de un tratamiento farmacológico que reduzca significativamente el tamaño de la próstata.

La mayoría de los tratamientos utilizados, relajantes de la red muscular prostática, pueden producir, en la mayoría de los casos, eyaculación retrógrada y aunque esta también está relacionada con problemas de satisfacción en la relación sexual, los beneficios compensan los posibles efectos secundarios.

Hasta ahora hemos visto la estrecha relación entre las alteraciones en la micción que produce la hiperplasia prostática y los problemas de disfunción eréctil.

Pero nos queda una pregunta por resolver. ¿Qué ocurre si me opero de próstata?
La respuesta merece un nuevo artículo.

Si desea realizar una consulta, contacte con nosotros.

Volver

Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información