Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

Operación de fimósis (circuncisión)

¿En qué consiste la operación de fimósis?

La operación defimósis, postectomía o circuncisión consiste en la eliminación del prepucio. Este tejido cubre la parte final del pene o glande. En algunos casos, se retrae y no permite dejar al descubierto el glande. Si esto se produce, estamos ante un caso de fimosis. A pesar de que es una enfermedad más común en los niños, se produce con relativa frecuencia en pacientes de todas las edades. La operación de fimósis o circuncisión garantiza la higiene del glande y puede evitar infecciones urinarias en determinados casos. En aquellos casos en que la fimosis provoque dolor durante las relaciones sexuales, también es necesaria esta intervención. La operación se realiza con anestesia local y dura unos 30 minutos aproximadamente. Tras la intervención, puede volver a casa con normalidad. Tras la operación de fimósis se coloca un sencillo vendeja en la punta del pene que no dificulta la micción. Durante el postoperatorio puede tener algunas molestias, que ceden con los analgésicos habituales. Para su comodidad, se utilizan puntos de sutura absorbibles que no tienen que retirarse posteriormente.

Recomendaciones previas a la operación de fimósis

  • Es necesario para conseguir la máxima higiene posible, que la noche previa a la operación de fimosis rasure toda la zona del pubis.
  • El mismo día de la operación de fimósis, debe lavar toda la púbica con un jabón de ducha normal
  • Evite la ingesta de alimentos y líquidos 4 horas antes de la intervención.
  • La intervención se realiza mediante anestesia local, no obstante es recomendable que vaya acompañado.
  • Después de la operación de fimósis pude padecer alguna molestia en la zona, por lo que es aconsejable no conducir posteriormente a la cirugía.
  • Consulte con e urólogo la medicación que esté tomando, este pude recomendarle algún tratamiento o paralizar el que esté tomando.

Recomendaciones trás la operación de fimósis

  • En la mayor parte de los casos, solo sentirá una leve molestia en la zona de la intervención. No obstante, es normal que pueda sentir dolor. El umbral del dolor en cada paciente es distinto y por lo tanto, no debe preocuparle. Si le duele, tome los calmantes que su médico le ha prescrito.
  • Mantenga reposo durante las 48 horas siguientes. Esto implica evitar esfuerzos bruscos, largos paseos, deporte y situaciones similares.
  • Puede y debe ducharse al día siguiente, lavando cuidadosamente la herida quirúrgica con un gel convencional. Seque la zona con una gasa sin frotar.
  • Durante los 7 días posteriores a la intervención, lleve a cabo una cura al día de la herida utilizando una solución yodada. Después de realizar la cura, coloque el pene mirando hacia arriba de una forma parecida a como se coloca después de la cirugía para evitar la inflamación.
  • Es posible que aparezca algún hematoma, inflamación o pequeño sangrado en la zona suturada. Esto entra dentro de la normalidad y no debe preocuparse, se resuelve de forma espontánea. En caso de aparecer sangrado, ejerce una ligera presión con una gasa estéril y remitirá en unos minutos.
  • Los puntos se caerán solos entre los 7 y 15 días, no es necesario quitarlos.
  • En caso de ereccón, coloque las plantas de los pies en una superficie que esté fría para que esta cese de inmediato. Durante las primeras 4 semanas evite mantener relaciones sexuales.

Volver

Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información