Blog

Disfunción eréctil por fuga venosa

26.01.2017

La disfunción eréctil es un tema recurrente en la consulta de urología. De hecho, es uno de los temas que más preocupa a los hombres ya que padecerla, supone no poder mantener una erección lo suficientemente firme para mantener una relación sexual satisfactoria.  

Como ya te hemos hablado en muchas ocasiones en Salud Hombre, la disfunción eréctil afecta a más del 50% de los varones en algún momento de su vida. Sus causas son diversas, pero en este post, nos vamos a centrar en la disfunción eréctil por fuga venosa, un problema de tipo vascular.

Entenderás muy fácilmente  de qué se trata con este ejemplo. Imagínate que estas regando las flores de tu jardín con una manguera. A mayor flujo de agua, la manguera está más rígida y es más fácil de dirigir pero, ¿qué ocurre cuando hay una fuga en la manguera? Pues que la manguera se queda flácida y ya no podemos regar el jardín tan fácilmente.

Lo que ocurre en el caso de la disfunción eréctil por fuga venosa es que no llega la suficiente sangre al pene, para mantener una tensión adecuada. El riego sanguíneo tiene una “fuga” que es la responsable de que los músculos del pene no consigan la tensión suficiente para tener una relación sexual completa.

Generalmente, el varón que experimenta este tipo de disfunción eréctil, sufre estos problemas desde hace años y aunque en ocasiones logra una erección, no tarda en perderla. Uno de los síntomas más frecuentes de la disfunción eréctil por fuga venosa es que el hombre experimenta una pérdida repentina de la erección cuando cambia de postura durante las relaciones sexuales.

¿Cuáles pueden ser las causas de una disfunción eréctil por fuga venosa?

La fuga venosa, responsable de la disfunción eréctil puede ser de causa múltiple. Puede tener un origen congénito o bien estar producida por un traumatismo, como es la fractura de la túnica albugínea de los cuerpos cavernosos del pene, que generalmente está ocasionada por un mal movimiento o choque durante las relaciones sexuales. Otras causas que pueden producir una fuga venosa son: la enfermedad de La Peyrone que produce curvatura en el pene, el hipogonadismo o falta de testosterona, la diabetes y algunas enfermedades que pueden acabar dañando el sistema circulatorio.

¿Cómo se diagnostica la disfunción eréctil por fuga venosa?

Lo primer es acudir al urólogo. El profesional médico repasará la historia clínica del paciente para descartar cualquier otro tipo de problema. A continuación se realizará una exploración física y una analítica. El urólogo también puede ordenarnos varias pruebas, entre ellas, una eco-doppler, una ecografía que examina el flujo sanguíneo y con la que se detectan la fuga de sangre fácilmente.

En cualquier caso, te recomendamos que ante cualquier episodio de disfunción eréctil acudas al especialista para determinar la causa y obtener un tratamiento adecuado para ti. Recordamos que la disfunción eréctil puede estar derivada por diversas causas entre las que se encuentran las: psicológicas, hormonales, farmacológicas y vasculares.  Además la diabetes, la hipertensión, el tabaco, el alcohol, las drogas, el colesterol alto y las enfermedades del corazón también pueden tener una influencia negativa en el rendimiento sexual masculino.

 

Desde el Centro de Salud para el Hombre del Hospital Vithas Medimar Internacional ponemos a tu disposición un equipo de profesionales para que disfrutes de tu vida sexual sin complicaciones. Si tienes dudas o algún asunto pendiente de resolver. No esperes más. Llámanos y acaba con tus problemas. 

volver
Comparte