Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

La hiperplasia benigna de próstata es un crecimiento fisiológico que se produce en todos los varones y que se experimenta a partir de los 40 años. Suele producir alteraciones en el vaciamiento de la vejiga. Este tipo de crecimiento es diferente al que se produce por cáncer de próstata y no tiene signos de malignidad.

En la mayoría de los hombres que la padecen, la hiperplasia benigna de próstata suele presentarse con dos tipos de sintomatología. Por una parte, se producen síntomas irritativos que suelen curarse con un tratamiento farmacológico. Por otra, también se presentan síntomas obstructivos. Éstos últimos suelen ser los más molestos, ya que se reflejan en la fuerza y calibre del chorro  y con un aumento de la frecuencia miccional. La hiperplasia de carácter obstructivo suele requerir de tratamiento quirúrgico.

 

El láser: el gran avance en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata

Hace algunos años, el crecimiento benigno de la próstata se trataba a través de la cirugía endoscópica transuretral o de la cirugía abierta. Estas intervenciones tenían importantes secuelas como: los sangrados, la incontinencia y la impotencia.

A día de hoy, gracias al avance de la medicina, los pacientes con hiperplasia benigna de próstata tienen a su disposición varios tipos de láseres que permiten intervenciones menos dolorosas, con recuperaciones más rápidas, con menos secuelas y con menos tiempo de sonda.

En la actualidad existen una variedad de láseres que pueden solucionar el problema del crecimiento benigno de la próstata realizando una cirugía mínimamente invasiva. Esto se traducirá en menos efectos secundarios para el paciente. La elección del tipo de láser dependerá en gran medida del tamaño y la morfología de la próstata.

 

Green light o láser verde

Es uno de los más populares para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata. Provoca la vaporización de las células con un rayo de alta frecuencia. No hay prácticamente sangrado, las secuelas para el paciente son mínimas y se elimina el riesgo de impotencia o incontinencia tras la operación. La sonda urinaria se puede retirar en unas 24 o 48 horas.

 

Láser Holmium

Permite tratar todo tipo de tamaño de próstata. También aquellas con un volumen superior a los 80 gramos.  Además, es capaz de eliminar todo el tejido hiperplásico que obstruye la uretra, tal y como se hacía con la cirugía abierta. No vaporiza el tejido mediante el efecto térmico de la energía láser. Emite energía en forma de pulsos. Se realiza a través de la uretra y también es mínimamente invasivo para el paciente.

 

Láser Thulium

Hace posible la vapoenucleación prostática. Vaporiza y reseca la próstata a la vez que evita al máximo el sangrado quirúrgico.  Emite la energía de forma continúa y favorece una completa enucleación del adenoma prostático en menos tiempo.

Desde el Centro de Salud para el Hombre del Hospital Vithas Medimar Internacional de Alicante, te recomendamos que antes de decidirte por cualquier tratamiento con láser, te asesores con un profesional de la urología y compruebes que cuenta con experiencia en estos tipos de tratamiento. Si has sido diagnosticado con hiperplasia benigna de próstata y necesitas información sobre el mejor tratamiento para ti. Llámanos. Estaremos encantados de ayudarte.

 

 

 

Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información