Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

El cáncer de testículo es muy frecuente en hombres jóvenes o de mediana edad. De los cánceres sufridos anualmente por los hombre, el cáncer de testículo supone entre el 0,5 y el 1% de total. Cada año se diagnostican en el mundo alrededor de 49.000 nuevos casos de cáncer de testículo, siendo únicamente el 10% de los casos los detectados en varones de más de 50 años. 

Factores de riesgo del cáncer de testículo

En este como en otros tipos de cáncer, tienen mucho que ver los hábitos y estilos de vida del paciente, aspecto que en cierta medida se puede controlar y modificar. Por otro lado, existen algunos factores que incrementan el riesgo de padecer cáncer de testículo sobre los que no tenemos influencia, aunque si podemos detectarlos y ejercer actitudes de prevención. 

Antecendes familiares

Tener algún familiar directo en la familia aumenta la potabilidad de desarrollar en un futuro el cáncer de testículo. Es recomendable en estos casos llevar un control médico, sobretodo a partir de los 40 años.

Padecer VIH

Algunas estudios, han arrojado como resultados que los hombre que han contraído previamente VIH, en especial el sídrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) posee un mayor rango de posibilidades que contraer un cáncer testicular. 

Criptorquidea

Cuándo un niño sufre ciptorquídea decimos que el testículo no ha descendido con normalidad antes del nacimiento. Existe un alto riesgo de padecer cáncer de testículo para aquellos hombre cuyo testículo no descendió. La orquiopéxia es la cirugía a través de la cual se hace descender el testículo hasta el interior del escroto y pude reducir el riesgo de contraer cáncer testicular si se lleva cabo en niños de corta edad.

La edad

Por lo general este tipo de tumor pude aparecer en hombre de cualquier edad, aunque tiene una mayor incidencia en hombre de entre 20 y 35 años. 

Síntomas del cáncer de testículo

Existen una serie de cambios corporales que alertan al hombre de la posibilidad de padecer un cáncer de testículo. A continuación te mostramos algunas de ellas:

Zona testicular hinchada

El síntoma que con mayor frecuencia aparece en primer lugar es la al hinchazón o agrandamiento del testículo o la aparición una pequeña masa en el mismo. En ocasiones pude causar dolor, aunque no es así en la mayoría de ocasiones. Si bien es cierto, que algunos hombres pueden tener molestias en la parte baja del abdomen o en el escroto. 

Aumento de los senos

Como consecuencia del aumento de cantidad de la hormona gonadotropina coriónica humana, es posible el aumento o irritación en la zona de los senos.

Autoexploración de los testículos

Un buen hábito que puede adquirir como medida de prevención y detección del cáncer de testículo es la autoexploración. De esta forma, podemos apreciar si existen bultos o protuberancias que puedan alertarnos de la presencia de un posible cáncer. Para realizar una autoexplicación de forma correcta debes seguir las siguiente pautas:

  • Realiza la autoexploración después de un ducha caliente consiguiendo que la piel del escroto sea más blanda y flexible para poder palpar de una mejor forma. 
  • Explora primer uno de los testículos y luego el otro, nunca los dos a la vez.
  • Agarra el testículos con las yemas de los dedos presionando y girando por la superficie del mismo ligeramente.
  • Ten en cuenta que l gesticulo izquierdo es más pequeño que el derecho.

Recomendamos visitar a urólogo si detectamos la presencia de alguna anomalía que pueda parecer sospechosa. Desde Saludhombre, te animamos a incluir la autoexploración testicular entre tus hábitos con el fin de prevenir el cáncer de testículo y a visitar al urólogo una vez al año a partir de los 40 años. Pida cita con el Dr. Bartolomé Lloret para un chequeo exhaustivo. 

Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información