Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

Es habitual recibir en la consulta, pacientes que piden cita por la presencia de sangre en su orina. Este síntoma es conocido clínicamente como hematuria y pude estar causada por diversos motivos de diferente importancia. Además, puede tratarse de un episodio esporádico o algo que ocurra eventualmente. En cualquier caso, la visita al urólogo es fundamental para poder realizar un diagnóstico completo para determinar el tratamiento adecuada a cada caso. 

Causas de la sangre en orina o hematuria

Existen multitud de motivos que pude originar la expulsión de sangre a través de la orina. Entre los más frecuentes destacan los siguientes:

  • Patologías de la próstata como la prostatitis, el cáncer de próstata o la hiperplasia benigna de próstata. 
  • Haber sufrido traumatismos por ejemplo, en los riñones.
  • Padecer algún tumor en el aparato genitourinario que provoque la obstrucción del mismo. 
  • Enfermedades de la esfera sexual o infecciones.
  • La ingesta de determinados medicamentos.
  • La presencia de piedras en el riñón o en la zona uretral o vesical.

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico cuando hay hematuria en el paciente?

Afortunadamente, la sangre en la orina es algo que se aprecia fácilmente y nos alerta de que algo no está funcionado correctamente. En la evaluación primaria del paciente, el urólogo debe averiguar aspectos como el color, si la sangre se reparte durante toda la micción etc. Además, también tendrá una gran importancia la presencia de otro tipo de sintomatología como dolor, escozor, fiebre, infección, traumatismos etc.

Después de obtener toda la información necesaria que pude aportar el paciente, es habitual llevar a cabo algunas pruebas que ayudan a determinar por qué se produce la hematuria. Normalmente se somete al paciente a dos pruebas básicas:

Ecografía: esta prueba se realiza cuando el especialista detecta que la sangre en la orina puedes deberse a un traumatismo o por la presencia de piedras, las cuales se hacen visibles a través del ecógrafo. 

Análisis de orina: a través de la evaluación de la orina a diferentes niveles podemos detectar cualquier enfermedad renal o de tipo infeccioso. </span

 

Métodos de tratamiento para la hematuria

La hematuria no es una patología en sí, sino la causa de alguna complicación o enfermedad que deriva en la presencia de sangre en la micción. Por tanto, la adaptación del tratamiento se implementa en función de cada caso y de los motivos que la causan. A continuación, se muestran los tratamientos más utilizados para las patologías más habituales:

Hiperplasia benigna de próstata

Para casos poco agresivos, se enfrenta la patología a través del tratamiento farmacológico. Por el contrario, en los casos más graves se procede a la reducción a través una intervención quirúrgica.
 

Cálculos

En función de la localización y tamaño aplicaremos unas técnicas u otras. Para los cálculos de grandes dimensiones, los tratamiento mas utilizados son la litotricia endoscópica o la litotricia por ondas de choque. 
 

Golpe o traumatismo

Por lo general, la hematuria causado por traumatismos se trata mediante la ingesta de abundante agua y el reposos prolongado. Para los paciente que han sufrido un traumatismo de carácter grave, pude ser incluso necesario la intervención.
 

Infección

Se analiza la orina del paciente para averiguar el origen de la infección y se erradica a través de la prescripción de antibióticos. 

Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información