Centro de Salud para el hombre Llámanos al 965 269 070
Llámanos al 965 269 070

Los problemas masculinos que afectan a la próstata son los más habituales entre los hombre en lo que se refiere enfermedades urológicas. Una de estas patologías es la prostatitis, de la que hablaremos largo y tendido en este post, para ofrecerte toda la información y consejos de prevención y tratamiento para paliar sus síntomas. 

¿Qué es la prostatitis?

La próstata es un glándula que solo poseen los hombres y forma parte de su sistema reproductivo. Su tamaño pude varias sobretodo con la edad y habitualmente decimos que en consecuencias normales tiene el tamaño de una nuez. La prostatitis es el trastorno de la próstata que provoca su aumento de tamaño y que puede está provocado por una infección de tipo bacteriano o no.

Causas de la prostatitis: ¿Bacteriana o no?

La postatitis pude producirse por diversos motivos en función de los agentes patógenos a los que se encuentre expuesta la próstata. El origen bacteriano es habitual, aunque no el única posible causante de la prostatitis.

¿Cuáles son los síntomas de la prostatitis? ¿Cómo podemos prevenirla?

Los síntomas que sufre el hombre con próstatitis puede varia en función de si el origen es bacteriano o no, pero casi siempre provoca ardor, escozor, picor al orinar, necesidad de ir al baño con asiduidad, hematuria o sangre en la orina, fiebre etc. En los casos más severos como la protatitis bacteriana que se ha cronificado pueden aparecer otras molestias como la eyaculación con dolor, presión en la zona abdominal, dolor en la ingle, problemas de erección, descenso del apetito sexual etc.

La preveción es en muchos casos es difícil. Los mejores aliados contra la prostatitis son el tratamientos y diagnóstico precoz y una higiene óptima para evitar la espacio de una posible infección en la próstata. 

Tipos de prostatitis

Prostatitis bacteriana

Este tipo de prostatitis está causado por la infección bacteriana de la próstata y puede ser aguda, si se propaga rápidamente o crónica en el caso de que se prolongue demasiado en el tiempo. 

En el primer caso, es mucho más fácil realizar un diagnóstico y suele eliminarse con el uso de antibióticos. Prácticamente cualquier bacteria pude originar una prostatitis. Enfermedades que se contraen a través de las relaciones sexuales como la gonorrea pueden causas una prostatis. 

Cualquier bacteria puede causar una infección urinaria produciendo una prostatitis bacteriana aguda. Las infecciones que se transmiten a través del contacto sexual, como son la clamidia y gonorrea pueden causar prostatitis.

Prostatitis no bacteriana 

Como su propio nombre indica, no está causada por una bacteria como la tipología anterior. Algunas de las causa más comunes son:

  • Anomalías en la micción o reflujo prostático.
  • Irritación a causa del reflujo protatico.
  • Problemas musculares del suelo pélvico.
  • Estrés o ansiedad.

Este tipo de prostatitis en más complicado de tratar y a menudo suele ocasionar problemas derivados de carácter sexual o urinario que pueden afectar al día a día. A simple vista, en un chequeo rutinario no suele haber ningún problema pero la próstata pude sufrir alguna anomalía. 

Es necesario llevar a cabo un análisis de orina para determinar el número de glóbulos blancos y rojos. 

Diagnóstico y tratamiento de la prostatitis

La prostatitis es una enfermedad que pude ofrecer diagnósticos difíciles de interpretar, confundiendose en ocasiones con patologías de transmisión sexual. Por lo general, el tratamiento para la prostatitis se basa en la toma antibiótica entre 4 y 7 semana susceptibles de ser ampliadas. En los casos más agudos de la enfermedad, pude llegar a ser necesario el ingreso del paciente para inyectar los antibióticos por vía venosa.

Como medidas imprescindibles, los expertos recomienda llevar a cabo las siguiente pautas para calmar los síntoma y favorecer la recuperación:

  • Orinar con cierta frecuencia y vaciar la vejiga completamente.
  • Lo baños de agua templada ayudan a aliviar las molestias y el dolor.
  • Evitar la ingesta de picantes, alcohol, cafeína o cítricos.
  • Beber abundante agua, entre 2 y 4 litros diarios. 
Pide
Cita
2ª opinión
médica
Llámanos al
965 269 070

Pide una segunda opinión Te llamamos para concertar una cita


Pide tu cita online Te llamamos


Navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información